Blog

Uncategorized

Cómo encontrar trabajo sin experiencia

Necesitas un trabajo, pero no tienes experiencia. Tu proceso de búsqueda puede verse más o menos así:

– Te sientas enfrente de tu computadora.
– Escribes “trabajos sin experiencia” en Google.
– Te desanimas cada vez más a medida que filtras los resultados.
– Descubres que incluso los trabajos que parecen no requerir experiencia, requieren la experiencia que sientes que no tiene.
– Te rindes y pasas el resto del día angustiado porque nunca vas a avanzar en tu carrera.
– Te cierras y cuando te preguntan ¿cómo vas con la búsqueda? respondes “muy bien”.
– Te ciclas y cada vez tu autoestima va más en picada.

Si te resuena esta experiencia, estamos aquí para decirte que NO. No es necesario pasar por este ciclo de auto-desprecio. No tienes porque sumergirte en un torbellino de ideas negativas. Todo se trata de la actitud y de las herramientas que tengas para enfrentar esta búsqueda.

Sí, es cierto que la experiencia ayuda en cualquier búsqueda de trabajo, pero ¿qué es realmente la experiencia? Es más que una simple lista de lugares donde has trabajado o la educación que has recibido. Si observas lo que ha hecho en tu vida desde una nueva perspectiva, puedes descubrir que lo tienes todo, o al menos casi todo, lo que necesitas para conseguir el trabajo que quieres. Puede que solo necesites un poco de creatividad para ayudarte a llegar a donde quieres ir.

Los siguientes consejos ampliarán tu idea de lo que es la experiencia y te muestran cómo usar lo que ya tienes para conseguir ese trabajo.

1. Usa tus Soft Skills
La experiencia no es el único activo valioso en un empleado. Tus Soft Skills, también conocidas como habilidades intangibles, se han vuelto cada vez más deseables en los trabajadores. Si eres experto en comunicación interpersonal, inteligencia emocional, liderazgo, resolución de conflictos, organización, creatividad, trabajo en equipo, adaptabilidad o cualquier otra habilidad invisible pero poderosa, puedes aprovecharla en una entrevista.
Conócete a fondo y descubre cuales de estas habilidades tienes más fuertes y cuales más débiles. Destaca las formas en que ha ejercido esas habilidades con éxito. Piensa cómo tus habilidades le pueden servir a la empresa para la que quieres trabajar.

2. Trabaja gratis (pero solo por un rato)
Trabaja como Becario o haz tu Servicio Social, así obtendrás experiencia que lo ayudará cuando llegue el momento de conseguir un trabajo en el campo en el que quieres estar. No hagas esto para siempre. Si tiene un plan para dónde ir, necesitas un tipo específico de experiencia que te ayude a llegar allí. Además las relaciones que establezcas podrían significar una gran referencia en el futuro, y habrás agregado un componente clave a tu currículum.

3. No desprecies la experiencia que tienes
Quizás no tenga experiencia directa con el trabajo que quieres, pero el trabajo que has hecho podría complementar lo que están buscando. Tal vez nunca has trabajado como Especialista en Marketing pero has llevado las redes sociales de una micro-empresa. Compara el trabajo para el que estas aplicando con lo que has hecho. ¿Qué tienen en común los dos? Sé creativo con la forma en que presentas tu experiencia y no tengas miedo de elaborar la narrativa que mejor la respalde.

4. Adapta tu currículum para cada posición 
Esto lleva tiempo y energía, pero es muy útil cuando trabajas con poca o ninguna experiencia relevante. Observa los requisitos del puesto que deseas, investiga los valores de la empresa, y crea un currículum que refleje cómo te ajustas a la cultura de la empresa.

5. Estudia, todo el tiempo
Puede que no tengas la experiencia laboral, pero ¿qué pasa con lo que has estudiado? Hay miles de recursos y cursos en línea, incluso un curso que apunta a una habilidad específica que necesitas para el trabajo que quieres puede significar la diferencia entre conseguir un trabajo ó no.

6. Crea tu red de Networking
Muchos puestos se cubren por referencias. Sal y conoce gente. Nunca se sabe qué conexión te llevará al trabajo que quieres.

7. Hazte tenaz
Mira la búsqueda de un nuevo trabajo como un desafío. Vuélvete más tenaz y activo, en lugar de pasivo. Si te sientas a esperar el momento mágico en el que alguien te pedirá que trabajes para ellos, esperarás mucho tiempo. Pero si sigues aplicando, sigues trabajando de becario, sigues tomando cursos en linea y sigues preguntándote que quieres y hacia donde vas, eventualmente encontrarás tu camino.

Si sabes lo que quieres, pero no está seguro de cómo llegar allí, te recomendamos nuestro curso, “Sé un Jobhunter Challenge”. Está lleno de la información que necesitas saber para avanzar. 

Si deseas una orientación más específica, contáctenos y te encontraremos un Career Coach a tu medida para iniciar la próxima fase de tu vida profesional.

Deja un comentario